Lo que debemos saber sobre los videojuegos



De acuerdo con Scott Steinberg, experto en tendencias digitales, diversos estudios han mostrado que el uso de videojuegos por parte de los niños trae beneficios, pero también puede ponerlos en situaciones de riesgo. La evidencia muestra que el uso no supervisado y no regulado de juegos violentos se asocia con comportamientos como el sedentarismo, el aislamiento social, la agresividad e incluso la ludopatía. Sin embargo, otros estudios muestran que los juegos estructurados pueden mejorar las capacidades perceptuales y cognitivas de los niños, e incluso contribuir a mejorar su autoestima y sus habilidades de resolución de problemas.

Al interior de las familias debemos desarrollar criterios que nos permitan tomar decisiones informadas sobre el tipo de juegos o aplicaciones a los que los niños pueden acceder, el tiempo que pueden usarlos y la forma como esto se hace en casa.

1. Ideas para manejarlos en casa:

A continuación presentamos algunas ideas sobre cómo tomar decisiones para el uso de videojuegos en casa.

a) Conozca el contenido y la clasificación del juego: De acuerdo con el contenido del juego, se le asigna una clasificación. Es muy importante conocer cada una de las categorías y el contenido del juego para así determinar si este es apropiado para la edad.

b) Aprenda a usar los controles parentales: Actualmente la mayoría de juegos tienen funciones de control parental que le permiten restringir las compras, interacciones, el tiempo o el tipo de escenarios que los niños recorren en el juego. Es importante que usted conozca estas opciones antes de entregarle el juego a sus hijos.

c) Cree reglas: Es importante crear y utilizar reglas que permitan que los niños desarrollen hábitos saludables relacionados con el uso de los videojuegos. Converse con ellos sobre el manejo de las compras e interacciones en línea y acuerden reglas sobre tiempos, espacios y tipos de juegos permitidos según su edad.

d) Utilice recursos adicionales: En la actualidad pueden encontrarse un sin número de recursos en línea que evalúan y reseñan los videojuegos. Dichos recursos aportan información valiosa para tomar la decisión sobre si nuestros hijos pueden o no jugar un determinado videojuego. Busque en el motor de búsqueda su pregunta o el nombre del videojuego que quiere revisar.

Recuerde que más allá del juego como tal, lo importante es el uso que le demos y aprovecharlo como una oportunidad de aprendizaje para usted y sus hijos.

2. Un poco de historia sobre los videojuegos:

La preocupación por el uso de los videojuegos por parte de los niños no es reciente. Para Steinberg, desde los años 70 cuando aparecieron los juegos interactivos, comenzaron las preocupaciones relacionadas con el uso de la violencia y las imágenes inapropiadas en este tipo de juegos.

A raíz de estas preocupaciones, en los años 90 se empezaron a desarrollar estrategias que les permitieran a los adultos clasificar y restringir la venta de este tipo de juegos basándose en criterios de desarrollo y pertinencia para los niños. Es así como nace la Junta de Clasificación de Software de Entretenimiento (ESRB – por sus siglas en inglés). Esta es una organización sin ánimo de lucro que asigna clasificaciones a los videojuegos y apps para que los padres y madres puedan tomar decisiones informadas sobre los juegos que usan sus hijos.


#Noticias

0 vistas
IDD - logo vector-01.png
logmaj3.png
asopadres_cng.jpg