Pop art: ¿Arte crítico? / Ponente: Cristina Cisneros 11°

SEMINARIO DE CIENCIAS POLÍTICAS Y ECONÓMICAS (Primer semestre 2016).

Módulo: Arte y Poder

Directora: Ana María Rosas

Ponente: Cristina Cisneros


Bogotá D.C., Abril 27 de 2016

POP ART: ¿ARTE CRÍTICO?

Estamos en una era llena de cambios, en la que constantemente estamos en un desarrollo social y creemos que es un bien para la sociedad; el arte ha sido testigo de estos cambios no sólo de ahora sino desde hace mucho.


¿Qué ha pasado con el arte? Ha sido expuesto a varias transformaciones históricas que la han hecho una forma de expresión incomparable y necesaria porque es a través de ella que podemos descubrir más acerca de nosotros mismos. Sin embargo, en nuestros días el arte se ha convertido en un medio de entretenimiento y nada más. No obstante el filósofo Jacques Rancière propone una nueva idea acerca del arte como algo más que entretenimiento y su papel en el ámbito político; éste filósofo propone la idea de un “arte crítico o heterogéneo” que se identifica como aquel que mezcla elementos de la vida cotidiana poniendo mensajes que intentan criticar al mercantilismo, la exclusividad del arte, la sociedad de consumo, entre otros.


El Pop Art fue un movimiento que surgió en la década de los 60 en Inglaterra y Estados Unidos como reacción artística ante el Expresionismo Abstracto, al que consideraban vacío y elitista. Se caracterizaba por el empleo de imágenes y temas tomados de la sociedad de consumo y de la comunicación de masas y los aplican al arte.


Dicho esto, se responderá a la pregunta problema: ¿Cómo se expresa el arte crítico a través del Pop Art? Primero, se analizará el concepto de arte crítico según Rancière, luego se discutirá acerca del contexto histórico del Pop Art y su papel en la política; y por último las respectivas conclusiones.


  1. EL ARTE CRÍTICO DESDE RANCIÈRE


El autor propone que lo propio del arte consiste en practicar una distribución nueva del espacio material y simbólico; y política es la configuración de un espacio común que lleva al espectador fuera de la experiencia ordinaria. Además, indica que debe usarse un régimen estético que se caracteriza por identificar tres aspectos precisos en una obra de arte política: libre juego, libre apariencia y experiencia autónoma. La libre apariencia conlleva a un libre juego, de lo cual se tiene como concepto que el juego es lo que le da humanidad al hombre y por ende es inactivo y pasivo. Cuando se le da al espectador el rol de jugador se llega a la experiencia sensible autónoma en la que el espectador puede ahora manifestar libertad e igualdad de los sentidos que lo conllevan a la división política sensible. Para el autor, todo esto equivale a la configuración de un espacio común.


Para Rancière el arte crítico transforma al espectador en un activista que hace de su experiencia estética un medio para actuar y cambiar su contexto inmediato. El espectador sería un ser consciente de su capacidad transformadora del mundo. En otros términos, el arte crítico permitiría un despertar de la consciencia de quien lo contempla. Ahora bien, el arte crítico será un factor determinante para ampliar el campo de acción del arte, limitado a su proximidad: el mundo del arte, museos, galerías, instituciones de educación y formación no serán solamente los núcleos comunes a los cuales el arte se ajusta. “El arte crítico, en su fórmula más general, se propone hacer conscientes los mecanismos de dominación para transformar al espectador en actor consciente de la transformación del mundo” (Rancière, 2005:38)


El arte crítico no es una condición del arte en sí, pues él es completamente independiente y así mismo lo es de la política. El arte crítico deberá negociar entre una visión del arte autónomo y un arte vinculado a la vida misma. Ambas condiciones propias de la relación arte y política generan, una tensión necesaria para su desarrollo. “El arte crítico es entonces un arte que negocia la relación entre las dos lógicas estéticas: entre la tensión que empuja el arte hacia la <<vida>> y la que separa la sensorialidad estética de las otras formas de experiencia sensible.” (Rancière, 2005:39)


Del arte crítico aparece la noción de collage “Si el collage ha sido uno de los grandes procedimientos del arte moderno, es porque sus formas técnicas obedecen a una lógica estético-política más fundamental. El collage, en el sentido más general del término, es el principio de un <<tercio>> político estético.” (Rancière, 2005:39) El collage en sí logra mostrarnos las dinámicas del mundo moderno, pues éste es el encuentro de los heterogéneos (no arte y arte) que se manifiestan contra la realidad del mundo cotidiano con sus objetos del poder soberano del deseo y el sueño. El collage de los heterogéneos presenta la imagen de un mundo diferente al que pensábamos conocer, como por ejemplo la violencia capitalista oculta bajo el bienestar del consumo; e intereses mercantiles y violencia de lucha de clases tras la apariencia serena del arte.


  1. POP ART


Según las investigaciones realizadas, el Arte Pop o más conocido como Pop Art es un movimiento artístico que surge a finales de los años cincuenta. Es la manifestación plástica de una cultura (pop) caracterizada por la tecnología, el capitalismo, la moda y el consumismo, donde los objetos dejan de ser únicos para ser pensados como productos de serie como: botellas de refrescos, paquetes de cigarrillos o envoltorios de chicle. Su temática directa y clara lo convirtió en un arte accesible al público en general. El Pop Art se nutrió también de revistas, periódicos, del cine, la televisión y de anuncios fluorescentes de grandes comercios. El término “Pop Art” fue utilizado por primera vez por el crítico holandés Lawrence Alloway en 1958, al definir las obras de Richard Hamilton y Eduardo Paolozzi, entre otros.


Londres y Nueva York son las cunas del arte pop. Fue en Gran Bretaña donde surgió la primera obra verdadera que se conoce, un collage de Richard Hamilton titulado “Sencillamente, ¿qué hace que los hogares de hoy sean tan diferentes, tan llamativos?”. Pero el primer gran impacto del arte popular en el público británico fue en la “Exposición de contemporáneos jóvenes”, de 1961, que incluía obras de David Hockney, Derek Boshier, Allen Jones, Peter Phillips y R.B Kitaj, y estableció a una generación entera de artistas jóvenes.


Los orígenes del Pop Art se encuentran en el dadaísmo y su poca importancia puesta en el objeto de arte final. Sin embargo el Pop Art encuentra una vía para construir nuevos objetos a partir de imágenes tomadas de la vida cotidiana. En cuanto a las técnicas, también toma del dadaísmo el uso del collage que contiene una precisión irónica y estrepitosa, plasmando en el cuadro el contenido vital del hombre moderno que es mediatizado por el consumismo, por ídolos triviales y por necesidades del insignificante esparcimiento.


Un ejemplo acerca del papel político del Pop Art se representó cuando dejó de pertenecer a pueblos germánicos que invadieron Gran Bretaña (anglosajón) en la exhibición de la Tate Modern en Londres llamada The World Goes Pop. La idea era comprobar cómo el Pop Art pasó a ser un espejo de las ansiedades de la Guerra Fría, de contestación contra las dictaduras y de reafirmación de demandas de libertad personal y social. El "repensamiento" del Pop Art fuera de sus fronteras natales permite a la Tate mostrar una "historia alternativa" de la escuela plástica, que lejos de mostrarse como una conmemoración no política del modo de vida anglosajón, se convirtió en una "reacción" contra el poder de los medios de comunicación, el mercado y el dominio de los Estados Unidos durante la Guerra Fría. En muchos países, el arte pop surgió con una intención de desestabilización "abiertamente política", como sucede, por ejemplo, con la escultura antibélica Bombs in Love (1962), de la austriaca Kiki Kogelnik, o los logotipos subvertidos del croata Boris Bućan.


Entre los principales representantes del Pop Art se caracterizan Andy Warhol, Jim Dine, Roy Lichtenstein, Billy Apple, Richard Hamilton, Tom Wesselmann, Mel Ramos y Sigmar Polke. Principalmente se caracterizaban porque rechazaban el expresionismo abstracto y el intento de volver a poner el arte en contacto con el mundo, su lenguaje figurativo y realista referido a las costumbres, ideas y apariencias del mundo contemporáneo, su preferencia por las referencias al status social, la fama, la violencia y los desastres, la sexualidad y el erotismo, los signos de la tecnología industrial y la sociedad de consumo; y su temática extraída de las grandes ciudades, de sus aspectos sociales y culturales: cómics, revistas, periódicos sensacionalistas, anuncios publicitarios, cine, radio, televisión, música, espectáculos populares, elementos de la sociedad de consumo.


  1. CONCLUSIONES


Para responder a mi pregunta problema puedo decir que tanto el Pop Art como el arte crítico quieren revelar el mundo y mostrar lo que en verdad está ocurriendo a nuestro alrededor. Lo demuestran de una manera irónica y directa con el propósito de despertar la conciencia de quien está contemplando la obra de arte como por ejemplo, para Rancière, las latas de sopa o las pastillas de jabón de brillo de Andy Warhol denuncian las pretensiones al aislamiento del gran arte. Desean demostrar que lo que lo que nos rodea es serio y que debemos actuar rápido. Ahora es el espectador el que debe proceder porque se le ha cedido el “rol” de transformador del mundo porque él es único que puede hacer algo, el arte sólo es un mediador del mismo.


Es irónico que un medio de “entretenimiento” se convierta en una herramienta esencial para cambiar la realidad que nos rodea, es la única manera en la que nos podemos dar cuenta de qué está pasando y cómo está ocurriendo. El arte crítico se expresa en todas esas obras que pensamos insignificantes pero que muestran una perspectiva de la realidad que nunca se había visto o tal vez sí, pero fue ignorada. Es lamentable que algo como el arte sea tomado como un medio de diversión y nada más cuando en realidad es algo muy relevante.


Claramente no todos percibirán el mensaje de la misma manera y eso es lo que lo hace más difícil, cada persona se toma la obra de arte a su manera y puede que el mensaje no se trasmita a todo el mundo como se había planeado. El arte es algo mucho más grande de lo que parece y eso es lo que no se logra entender porque se piensa que una obra de arte no puede expresar más que recreación cuando en realidad explica de un mejor modo lo que nuestro mundo está viviendo.


BIBLIOGRAFÍA:


Rancière (2005), Sobre políticas estéticas, Barcelona, Servei de Publicacions.


Anónimo, Arte Pop: Características principales y técnicas. 2012


Arcos Palma, R. Estética y Política en la Filosofía de Jacques Rancière. Cartagena de Indias, 2008


EcuRed, Arte Pop. Tomado de: http://www.ecured.cu/Arte_pop

Ángel González, J. La Tate muestra cómo el 'pop art' se hizo radical y político cuando dejó de ser anglosajón.2015

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
IDD - logo vector-01.png
logmaj3.png
asopadres_cng.jpg

mejores colegios 

bilingüismo

colegio bilingue

Calle 81 # 11 – 71 Bogotá - Colombia

Teléfono: 257 84 44 - 3016928113

Facturación y cartera: 3014334663

  • w-facebook
  • Twitter Clean