3 ideas para manejar los errores y el conflicto desde la disciplina positiva


Una manera sencilla para ayudar a que niñas, niños y adolescentes aprendan a resolver conflictos es que las personas encargadas de su cuidado (padres, madres, cuidadores y maestros) les mostremos que los desacuerdos son parte de la vida cotidiana, que podemos resolverlos y que hay alternativas, diferentes a la agresión, para manejarlos. A continuación, les compartimos algunas ideas que surgieron en nuestro conversatorio sobre cómo manejar los conflictos en la casa y en la escuela desde la disciplina positiva. 1. Los errores son una oportunidad para aprender a reparar. Todos podemos equivocarnos y es muy valioso cuando les mostramos a nuestros estudiantes y a nuestros hijos que, tanto ellos como nosotros, tenemos la opción de reparar el daño que hacemos cuando cometemos un error. Al explicarles de forma respetuosa, firme y amable por qué algo es un error, les ayudamos a tomar perspectiva, a buscar soluciones y hacerse responsables de sus actos. Una manera de facilitar este aprendizaje es que maestros y familia nos pongamos de acuerdo en las estrategias que utilizaremos en la casa y en la escuela para lograr este objetivo. 2. Aprender a reconocer las necesidades y comportamientos. Nuestros hijos y estudiantes no siempre nos cuentan lo que quieren, sienten o piensan. A veces solo podemos notar que algo no está bien cuando gritan, lloran o responden de forma agresiva. Es importante que, juntos padres, madres, cuidadores, y maestros ayudemos a los niños a desarrollar estrategias para reconocer lo que sienten y expresarlo de manera asertiva. Podemos, por ejemplo, hablarles sobre las emociones, ayudarles a ponerles nombres, o enseñarles a respirar un par de veces para calmarse, y que así puedan contarnos lo que les pasa. También podemos enseñarles estas mismas estrategias a los padres y madres para que las puedan usar de manera consistente en casa. Muchas veces, cuando los padres tienen conflictos con sus hijos, creen que la manera más eficaz de resolverlos es a través del castigo, incluso del castigo físico. Cuando se utiliza esta estrategia las niñas y niños aprenden que la razón por la cual deben cambiar su comportamiento es por el miedo a ser reprendidos y no porque realmente entienden cuáles son las implicaciones de lo que hicieron. Cuando el castigo es físico, además aprenden que está bien golpear a los demás, y que las personas que los aman o tienen autoridad sobre ellos los maltratan “por su bien”. Esto les da una idea completamente errada de lo que significa actuar de manera respetuosa con las personas que aman. Desde las instituciones educativas, podemos ayudarles a los padres a comprender cuáles son las consecuencias, a corto y largo plazo, de usar el castigo físico y brindarles herramientas para que aprendan a resolver los problemas en casa privilegiando el respeto y el dialogo.

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
IDD - logo vector-01.png
logmaj3.png
asopadres_cng.jpg

mejores colegios 

bilingüismo

colegio bilingue

Calle 81 # 11 – 71 Bogotá - Colombia

Teléfono: 257 84 44 - 3016928113

Facturación y cartera: 3014334663

  • w-facebook
  • Twitter Clean