Despedida a la promoción 2018 de parte de niñas 10°

Cuando era más pequeña, escuché que lo único seguro que había en nuestra vida era la muerte. Por mi corta edad, me asusté, no quería llevar una vida para luego morir. Pero a medida de que crecí, me di cuenta de que hay más cosas seguras en la vida. De que esta, por más rápida que pase para todos y corta que sea para algunos, no sólo se reduce a padecer, sino que está llena de cosas desastrosas y maravillosas que hacen que valga o no la pena. Pero aunque haya una gran variedad en mi lista de cosas que ocurren en toda vida hoy quiero hablar sobre una en especial que me conmueve el alma: las despedidas.

Todos, en algún momento de nuestro paso por el mundo, hemos tenido que despedirnos de algo o alguien. Y es difícil decir adiós, porque implica dejar una parte de ti en lo que sea que estés despidiendo y que se te arrugue el corazón.

Pero despedir, aunque nos entristezca, tiene su parte buena: nos permite hacer memoria. Por eso hoy, antes de despedirlas y que se despidan tanto de las personas que conocieron como los recuerdos que recolectaron aquí, quiero que hagan un breve recorrido por su alma. Para lo que les pido que tanto ustedes niñas del grado once, como décimo y todos los demás presentes hagan absoluto silencio y cierren los ojos hasta que se los indique. Ahora recuerden algo, no importa lo que sea, que les ocurrió en el colegio. Puede ser cuando su jefe o un profesor los regañó. También, cuando tuvieron demasiada rabia o, por el contrario, cuando rieron tanto que les dolía el estomago y no podían respirar. O cuando les fue muy mal en un examen o, en el caso de los profesores, calificaron uno que les hizo repensar su vida de forma significativa.

Y ahora, ya con su recuerdo en mente, quiero que lo respiren y lo guarden en lo más profundo de su ser. Y también que piensen si esa memoria que acaban de trasportar de su mente a su corazón les puede ayudar a reencontrar o re significar ese rumbo que a veces se nos olvida o perdemos en la vida. Hoy todos nos despedimos de algo y de alguien, hoy todos soltamos en el viento una memoria o una persona. Pero antes del acto de decir adiós, ya sea silenciosa o ruidosamente, uno debe de saber de qué se despide y cómo esto influyó en que sea la persona que es hoy.

Ahora, ya habiendo recorrido su alma abran sus ojos y abracen a sus recuerdos y también a la persona que tengan al lado. Siéntanse felices de que llegaron hasta aquí y de que conocieron a personas maravillosas, y de que llegarán a más partes y conocerán más lugares y personas magnificas.

Ya bien, me queda por decirle a las estudiantes de once y a los que este año también partan adiós. Espero estén satisfechos de lo que lograron dentro de este pequeño pero acogedor lugar. Espero sigan a su alma y escuchen a su corazón.


Gracias.

Valentina Rodríguez Téllez

Grado 10 - 2018



Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
IDD - logo vector-01.png
logmaj3.png
asopadres_cng.jpg

mejores colegios 

bilingüismo

colegio bilingue

Calle 81 # 11 – 71 Bogotá - Colombia

Teléfono: 257 84 44 - 3016928113

Facturación y cartera: 3014334663

  • w-facebook
  • Twitter Clean